Carta de la Presidenta - Fundación SonÁngeles - Dando alas a jóvenes con discapacidad severa

«Queremos que sigan avanzando, desarrollándose, que sigan VIVIENDO con mayúsculas»

En la Fundación SonÁngeles, nuestro único objetivo es que chicos con discapacidad severa, una vez que terminan su etapa escolar, puedan ser felices en un entorno de iguales y con la mejor de las atenciones.

Al cumplir los 18 años, los chicos dejan el entorno en el que han estado creciendo, mejorando sus capacidades y trabajando con muchísimo esfuerzo, y pasan a un centro de día. A estas edades su estado físico puede empezar a deteriorarse y no todos los centros de día están preparados para atenderlos. Como padres hemos visto que hay una gran carencia de espacios. Queremos que sigan avanzando, desarrollándose, que sigan VIVIENDO con mayúsculas. No podemos quedarnos en algo básico, se merecen lo mejor y, por eso, empezamos a trabajar en el proyecto del Ala SonÁngeles, porque necesitamos espacios excelentes para chicos excelentes.

Será un espacio único y pionero en España. Un espacio completamente adaptado a ellos, contemplando cada situación como única en cada momento del día, en donde profesionales cualificados adaptarán su trabajo en función de lo que necesiten.

La actividad física ha sido, desde que nacieron, una rutina imprescindible en su desarrollo y, lo que en muchos casos ha sido la parte más importante, el freno del deterioro físico que empiezan a sufrir con la edad. 

Son luchadores natos que llevan trabajando desde que nacieron y, en este momento de su vida, tenemos que seguir poniendo a su disposición los mejores recursos que les permitan seguir siendo felices.

Concha Vélez Narváez

Presidenta